img_c


< regresar al menú artículossiguiente artículo >

VERTE BIEN PARA SENTIRTE BIEN

Es importante encontrar un equilibrio entre estar bien por fuera y estar bien por dentro, la clave está primero que nada en aceptarme como soy y, en segundo lugar, estar abierto al cambio, dispuesto siempre a mejorar y a no conformarme con verme y sentirme bien, sino pensar constantemente ¿qué más puedo hacer para verme y sentirme mucho mejor?


Ahora sí que como dicen qué fue primero ¿el huevo o la gallina? Cuando hablamos de vernos bien, mucha gente lo liga a algo externo o superficial solamente, sin embargo, cada vez más se ha comprobado mediante estudios que el hecho de sentirnos cómodos con nuestra imagen, genera un impacto positivo en nuestras relaciones y en los resultados que tenemos en nuestro ámbito personal y laboral.

La imagen es la idea o la opinión que se capta al ver o conocer a una persona. Es inevitable proyectar una imagen. Todo el tiempo transmitimos una imagen.

¿Y qué abarca mi imagen?

  • Cómo me veo a mí mismo ¿Qué percepción tengo de mí al verme en un espejo y al ver mi interior?
  • Qué proyecto con mi vestimenta, accesorios, peinado ¿Es congruente con las actividades que realizo?
  • Mi forma de comunicarme (verbal y no verbal). De qué y cómo hablo, cómo me expreso, así como mis posturas, mis gestos mis ademanes. 70% de las personas que consiguen un empleo es porque se saben “vender bien”

A veces reducimos un cambio de “Imagen” al cambio de color de cabello o un maquillaje. Sin embargo, un cambio de Imagen implica saber elegir adecuadamente lo que me queda a mí por mi tipo de cuerpo, mi estatura, mi color de piel. Además de saber cómo puedo relacionarme mejor para que mi imagen impacte positivamente en cualquiera de mis actividades.

En resumen mi imagen es TODO LO QUE SOY Y TODO LO QUE PROYECTO.

Nuestra imagen tiene  impacto en nuestra autoestima y en nuestras relaciones:

La Universidad de Yale realizó un estudio sobre varias personas, hombres y mujeres de diversos países y entornos socioculturales y demostraron que esos días en los que las personas sienten que su cabello no se acomoda, hace que su autoestima disminuya, se vuelven más autocríticos, se sienten inseguros y poco inteligentes, tornándose poco capaces para realizar las tareas que comúnmente desempeñan.

Por esta razón es importante que antes de decidir hacer un cambio drástico en nuestra imagen nos asesoremos y hagamos un cambio que nos favorezca.

Generalmente una persona que cuida de sí misma es porque se quiere y eso lo va a proyectar en su arreglo personal. ¿Cuántas veces hemos visto a alguien que empieza una relación de pareja y comienza a cuidarse más y a arreglarse? Esta persona comienza a darse más valor porque se siente feliz y se siente amada. También hay casos de personas que está en una relación dañina y se le ve descuidada, proyecta que su apariencia no le importa y esto es un reflejo de que no está bien. Pero cuando logra salir de esa relación, se le ve diferente, hace ejercicio, come mejor, etc.

Sin embargo, nunca dejará de haber alguien que diga “A mí no me importa cómo me veo” Sólo hay que tener claro que “Aunque tu imagen no te importe, sí te impacta”

Por otro lado, el obsesionarse por verse bien en todo instante, volviéndose rígido y no reír para no arrugarse, buscar ropa que tenga impresa la marca a la vista, o sentirse menos por no poderse hacer una cirugía, es una persona con autoestima baja y que proyecta una gran inseguridad.

Es importante encontrar un equilibrio entre estar bien por fuera y estar bien por dentro, la clave está primero que nada en aceptarme como soy y, en segundo lugar, estar abierto al cambio, dispuesto siempre a mejorar y a no conformarme con verme y sentirme bien, sino pensar constantemente ¿qué más puedo hacer para verme y sentirme mucho mejor?

En resumen: ¿Si te has preguntado por qué no logras ese trabajo?, ¿qué está pasando que no te promueven?, ¿por qué nadie te invita a salir (o las chicas no te voltean a ver)? empieza por cuidarte a ti mismo, por mirarte en forma positiva por dentro y por fuera, decidiéndote a disfrutar el proceso de arreglarte en las mañanas. Simplemente repítete a ti mismo “No hay nada mejor como verme y sentirme bien”




 
f g

_

:: Escucha a Dinorah
en PASION POR VIVIR

Todos los días a las 4:00pm
por 96.5 FM ó
en línea por www.dominio.fm



 


 

pp



f